sábado, 24 de febrero de 2007

Primeros pasos

Mi contacto con el tejido había sido bastante poco feliz, de adolescente con dos agujas solo tejí mitones, y una mano de cada color, dos modelos diferentes, en fín, dos trabajos incompletos, a los 17 tejí polleras con la Knitax de mi mamá y hasta vendí algunas en la escuela. A los 23 intenté tejer escarpines y también como los mitones solo hice uno, no completé el par y por suerte tenía quien le tejiera a mi hijo porque sino pobrecito hubiera pasado mucho frío en una de sus patitas...
Sabía tejer santaclara, jersey, elástico y en crochet cadenita, mediopunto y vareta. Hasta que hace unos años tres o cuatro empezó la fiebre del crochet en mi y terminé las cosas que empecé a tejer. Primero fue un chaleco con lana matizada, el punto lo fui inventando (aunque seguro estaba ya inventado) y sin aplicar ninguna lógica los extremos de cada hilera los hice en mediopunto, igual que el cuello. Tal fue la fiebre que recuerdo haber tejido en el subte incluso. Y de ahí me lancé con la fiebre a los negocios de Canning, bueno Scalabrini Ortiz, a comprar lana, en uno de esos locales, compré a muy bajo precio hilo rústico para hacerme cortinas, lástima que para cuando las terminé, me había mudado y no me coincidían con las ventanas nuevas.
Hace poco empecé a ver blogs de tejido y empecé a visitarlos rutinariamente, asi de a poco me fui animando y hoy me decidí a crear este blog, digno de boluda total, veremos que onda, la idea es publicar fotos de los trabajos. No se si serán de ayuda porque soy bastante desordenada en cuanto a seguir patrones, más bien tejo inspirada en el azar y con el anhelo de que la fuerza me acompañe.

1 comentario:

carmen-gloria dijo...

Hola amiga, bienvenida al mundo blogeril y en especial de manualidades tejidas, sé que encontraras muchas nuevas amistades es una linda comunidad, te estare visitando y ahora mismo te linkeo...un abrazo y hasta pronto.